Adjudicación Temeraria

Con los Fondos del PLAN CONFIANZA concedidos por la GENERALITAT VALENCIANA a nuestro municipio (1.471.813,20 €.), el equipo de gobierno va a ejecutar la obra del Colector General de Pluviales.

Se trata de una obra muy atractiva para las empresas constructoras. En estos tiempos de crisis, una obra de este importe se la rifan.

La obra sale a licitación para que las empresas presenten sus ofertas. Para ello tienen que seguir el Pliego de Cláusulas Administrativas, el cual dice que se adjudicará la obra, a la empresa que mayor puntuación obtenga valorando las 4 mejoras propuestas. Éstas son:

1) Asfaltado y pintado Avda Libertad. Valorada en 40 puntos para un máximo de 12.045 m2.
2) Soterramiento telecomunicaciones en el B-4. Valorada en 40 puntos para un máximo de 6.571 ml.
3) Conexión red de riego plazas Miguel Hernández y La Paz. Valorada en 10 puntos (5 por cada conexión)
4) Menor plazo de ejecución. Valorado en 10 puntos al menor plazo
También se pide desglose y valoración económica de todas las mejoras, pero no se tiene en cuenta en la puntuación.

Una vez abiertas las ofertas presentadas, vemos que prácticamente todas las empresas consiguen la máxima puntuación en las tres primeras mejoras. Eso es debido a que, al dar la máxima puntuación a un número determinado de unidades de cada mejora, todas las empresas dicen hacer todas esas unidades. Tan sólo la cuarta mejora no fija un máximo, por lo que las empresas tienen que decidir que plazo de ejecución ponen, asumiendo el riesgo que ellas consideran. De 30 empresas, hay dos que dicen que hacen la obra en 2 meses, una dice 2 meses y 20 días, 2 dicen 4 meses, etc. Pero vemos que las empresas de más renombre proponen unos plazos de ejecución de entre 6 y 8 meses.

Así pues, como el plazo es el único criterio que no está acotado, esta mejora es la que condiciona la adjudicación. Llegados a este punto, debemos recordar que en el Pleno Extraordinario de 29 diciembre de 2009, donde se aprobó el Pliego de Cláusulas Administrativas, el PP dijo: “creemos que deberían pedir a las empresas una justificación seria y real de la reducción del plazo que oferten, así como penalizar su posible incumplimiento”. A esto el equipo de gobierno nos dijo que no nos preocupásemos ya que lo tenían todo controlado.

Se produce un empate entre dos empresas constructoras que dicen hacer la obra en 2 meses. Todos sabemos que no se puede ejecutar en ese plazo. El equipo de gobierno también lo sabe y además, ha consultado a sus técnicos, a los redactores del proyecto, etc. Y todos los técnicos consultados coinciden en que es imposible cumplir ese plazo.

Al ver esto y puesto que formamos parte de la mesa de contratación, los miembros del PP decidimos presentar un escrito a la misma, con fecha de entrada en registro 16 de febrero de 2010, donde se propone:

1. Considerar nulo el procedimiento abierto ante la imposibilidad de resolver el empate existente entre las dos empresas constructoras
2. Volver a licitar las obras, puesto que todavía hay tiempo para cumplir los plazos previstos inicialmente, ya que según se ha podido comprobar, por los plazos de ejecución ofertados por las empresas constructoras, las obras pueden ejecutarse en unos 6 ó 7 meses. Y les proponemos incluir en el nuevo pliego de cláusulas administrativas una serie de modificaciones por si consideran tenerlas en cuenta o les sirve de guía para corregir los errores del pliego anterior.

El equipo de gobierno decide seguir adelante y adjudicar provisionalmente la obra, mediante sorteo, a COINGER EMPRESA CONSTRUCTORA S.L.
Esta adjudicación es una temeridad. Técnicamente es imposible hacer la obra en el plazo de 2 meses. Ésta discurre por viales fundamentales para el tráfico de entrada y salida a nuestra ciudad. Estamos hablando de la Avda. de la Libertad y de la Avda. de Orihuela. Consiste en 1.915 m de zanjas de 2 ó 3 metros de profundidad por 1,5 ó 2 metros de ancho, donde el nivel freático está muy cerca de la superficie, y como consecuencia de ello se requiere entibación e incluso achique de agua, cuestión ésta que viene contemplada en el propio proyecto. Por todo ello los rendimientos de trabajo no superarían los 2,5 ó 3 metros al día de obra acabada en el mejor de los casos. Lo que supondría que, utilizando 5 equipos de trabajo se precisarían 165 días para acabar la obra, es decir, se tardaría más de 7 meses en tenerla terminada. Tampoco se pueden poner muchos equipos, ya que no puede estar todo el trazado de la obra cerrado al tráfico durante la duración de la misma.

Además en la zona de actuación existen muchos servicios que darán lugar a actuaciones no contempladas en proyecto y que harán que la empresa contratista a las primeras de cambio pida ampliación de plazo. Y entonces pueden ocurrir dos cosas:

1) Si se le concede la ampliación: Llegarán recursos contra la adjudicación por parte del resto de empresas (29) que no han sido adjudicatarias. De hecho antes de adjudicar provisionalmente la obra ya se ha presentando el primero de los recursos, y no hemos empezado.
2) Si NO se le concede: Tendremos paralizaciones por parte de la empresa contratista, lo que dará lugar a que se le apliquen sanciones por parte del Ayuntamiento (hasta máximo un 20% del presupuesto, según marca la ley). Es decir, ¡¡¡PROBLEMAS!!!

Por todo lo anterior, el grupo del PP en el Ayuntamiento de Redován considera que estamos a tiempo de rectificar, luego puede ser tarde. Consideramos que es irresponsable seguir adelante con algo que sólo nos va a traer problemas y al final las consecuencias las sufrirán los ciudadanos. En definitiva, UNA TEMERIDAD.

Antonio Rocamora Mas
antonio.rocamora@ppredovan.es
Concejal del PP en Redován

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.