La doble vara de medir

Toda actuación de gobierno requiere la adopción de decisiones que tienen que basarse en informes técnicos y jurídicos para que los resultados sean siempre conforme a Ley.

Este principio, básico en el ejercicio de la responsabilidad municipal, no debe solo contemplarse desde la perspectiva de la legalidad, sino y también desde los principios de igualdad, equidad y respeto a los ciudadanos, quienes, al final de todo, son los receptores de las resoluciones municipales.

En nuestro pueblo estamos asistiendo a un desfile de decisiones que no solo conculcan directamente ese principio de igualdad sino que se constituyen en decisiones de difícil contenido moral, al permitirse el equipo de gobierno el escudarse en informes técnicos para tomar decisiones desiguales y escudarse en decisiones desiguales para ignorar los informes técnicos.

El primer ejemplo de esta doble vara de medir lo constituye el informe de intervención municipal que venía a avisar a la Sra. Bas y su equipo de gobierno de las enormes dificultades económicas que su política de gasto estaba creando a las arcas del Ayuntamiento de Redován; dicho informe de intervención, a pesar de la gravedad de su contenido y de las oportunas advertencias, inclusive sobre las dificultades para atender pagos, fue totalmente ignorado por el equipo de gobierno, quien, como cortina de humo, vino a calificar al Partido Popular de demagogos y de destruistas, pero olvidando mencionar que los datos económicos no salían de ninguna fuente del Partido Popular sino de la propia estructura orgánica del Ayuntamiento de Redován.

El segundo ejemplo de esta doble vara de medir lo encontramos en la votación de la moción presentada por IU en cuanto a la reincorporación del Aparejador Municipal y, donde la Sra. Bas hizo gala de ser puramente garantista de la Ley por lo que debía cumplir escrupulosamente todos y cada uno de los informes técnicos y jurídicos en aras de evitar incurrir en un presunto delito de prevaricación.

Aquí nuevamente, y sin explicación alguna – o sí que la habría -, la Sra. Bas se dedicó a criticar severamente la postura del Grupo Popular, olvidando que la moción fue presentada por su socio de gobierno, IU, pero ello no importaba, y tampoco importaba que la postura del Grupo Popular fuera la de realizar una reflexión serena y razonable sobre el contenido de la moción y cuya problemática había sido creada solo y tanto solo por la Sra. Bas y su equipo de gobierno.

Pero la cruda realidad se ve impuesta al equipo de gobierno y viene a demostrar que el respeto por los informes técnicos es puro humo, pura pantomima cuando se trata de favorecer intereses particulares, y así nos encontramos que no se tuvo empacho alguno en no respetar el informe de intervención que establecía un reparo y ordenaba la paralización del expediente de contratación de la Conserje del Centro Médico y ello por cuanto no hay consignación presupuestaria y la plaza debía crearse en virtud de la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo.

A pesar de las advertencias de la intervención municipal, a pesar del reparo de la intervención municipal y  a pesar de la falta de presupuesto, no existió en la Sra. Bas el más mínimo atisbo de no continuar adelante con la contratación de quien, para más inri, ocupa el número 10 de su lista electoral.

Esta doble vara de medir se traslada incluso en la determinación de las subvenciones a las distintas asociaciones, por cuanto mientras que unas reciben unos fondos económicos por la tarea realizada a lo largo de todo un año y que se repercute en la sociedad de Redován, mientras que otras asociaciones no reciben ayuda económica ninguna, a pesar de su labor de los intereses de Redován, nos encontramos que la Sra. Bas, administrando a su libre albedrío los fondos municipales, se permite el lujo de donar 1.500 euros a una asociación de victimas del franquismo que no tiene su sede en nuestro pueblo y cuya única actividad es acudir a las jornadas del campo de concentración de Albatera.

La pregunta que debemos formularnos es que, siendo lícito y legal dicha donación, ¿es moralmente aceptable?

La dura situación que vivimos en nuestro pueblo con un paro interanual del 30%, la existencia de más de 1020 parados, el desbordamiento de Caritas para atender las necesidades de nuestros vecinos, las peticiones continuadas de ayuda a los Servicios Sociales, el incremento de impuestos para atender necesidades municipales, algunas de ellas imposibles de sostener en estos tiempos de crisis, nos hacen afirmar que es totalmente inmoral que la Sra. Bas se permita el lujo de coger nuestros impuestos y destinarlos como le plazca, porque lo más importante es priorizar necesidades, y con las que existen en nuestro pueblo actualmente, nada se nos ha perdido en Albatera para arrebatar de las arcas municipales 250.000 pesetas que bien puede ayudar a muchos vecinos y vecinas de Redován.

No es mejor político quien más da sino quien mejor distribuye la riqueza y hace un reparto más justo y equitativo, y de lo anteriormente dicho solo cabe una conclusión: la Sra. Bas y su equipo de gobierno no respeta ni el principio de igualdad, ni el principio de equidad ni siquiera la más mínima moralidad.

Emilio M. Fernández Escudero
Presidente Partido Popular Redován

Un pensamiento en “La doble vara de medir

  1. Sólo espero que cuando entreis a gobernar, porque vais a entrar en las próximas elecciones, no os olvideis de esto que escribis hoy aqui, me refiero a la expresión de la doble vara de medir. Y si teneis que crear nuevos puestos de funcionarios sea por oposición libre y no por concurso-oposición como antes se hacia.

    En otros términos, estoy de acuerdo con vosotros, que el PSOE, no ha sabido ni sabe gestionar este ayuntamiento, le faltan «canas» al equipo de gobierno, y más soltura en esto de gobernar, no sólo con voluntad es posible gobernar, es un fiel reflejo del gobierno actual de la nación.

    Saludos de un votante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.