#QueNoTeEngañen: LAS MENTIRAS SOBRE LA RESTAURACIÓN DE LA CANTERA

Muchas han sido las falsedades que se han dicho sobre la restauración de la cantera. Que si un beneficio multimillonario de 8 millones de euros, que si la cantera va a ser un vertedero de basura, que si existen intereses empresariales…

Bueno, todo esto es falso y lo demostramos punto a punto en este post, un poco largo, pero aclaratorio.

La restauración de la cantera no se realiza rellenando con bolsas de basuras como han afirmado algunos. Se realiza tal como marca toda la normativa medioambiental europea, nacional y autonómica para restauración de canteras, esto es, con relleno de materiales inertes provinientes de plantas de valorización donde previamente se han tratado. Esto es: tierra, piedras, residuos de excavación de suelo, restos de hormigón, aglomerados o piedras procedentes de derribos.

En ningún caso la restauración se realiza con basuras como han manifestado algunos, incluso en pasquines.

El uso de dicho suelo para la restauración de la cantera, salió a licitación pública, presentándose un total de tres empresas. Mediante el informe de los ingenieros del área de medio ambiente de la Diputación provincial de Alicante, se adjudicó el contrato a la empresa que mejor proyecto medioambiental aportó, que es ECOVAL, SA. Todo con el visto bueno de todas las Administraciones Públicas. En estos momentos el proyecto se encuentra en la Generalitat Valenciana, administración competente que da el visto bueno o no del proyecto.

El proyecto contempla recuperar el estado natural de la zona. Así mismo hay prevista una reforestación de la misma.

Depositar en un vertedero autorizado los residuos de construcción y demolición (RCD), cuando se trate de residuos limpios (que no contengan maderas, plásticos, papel, etc.), conlleva pagar 2,12 € por tonelada de residuos. Es decir, un gestor de RCD cobra por depositar el material en su centro 2,12 €/t. Estos RCD son lo que llamamos, vulgarmente, escombros de obra

Ese gestor, en nuestro caso el arrendatario de la cantera, tiene que tratar esos residuos para valorizarlos, de forma que pueda reutilizarlos. En este caso, para relleno del hoyo de la cantera y su restauración. Para ello, como mínimo, tiene que triturar los residuos mediante el empleo de un molino móvil para conseguir la granulometría adecuada, de forma que puedan emplearse los productos de la molienda como rellenos. Eso para el gestor tiene un coste mínimo de 1,50 €/t.

A parte del coste de la molienda, el gestor debe tener una báscula, un operario para pesar las entradas en el centro y una máquina para acopiar los residuos hasta su molienda. Hay que tener en cuenta que la molienda se hará una vez que haya material suficiente acopiado para que se pueda aminorar el coste de los portes que suponen trasladar el equipo de trituración. Además, habría que contar con el coste que para el gestor supone el proyecto de restauración, tasas, licencias, alquiler de cantera (en este caso el importe de adjudicación del arrendamiento), etc. Todo ello hace que, para abrir cada día la puerta del centro gestor de residuos se necesiten al menos 300 €/día como mínimo.  Teniendo en cuenta que se pueden meter en el hoyo de la cantera 1.000.000 m3, es decir, un 2.000.000 de toneladas, aproximadamente, y si consideramos una concesión de alquiler de 20 años (15 más 5 de prórroga), se tendrían que meter una media de 400 toneladas de escombros de obra al día. Es decir, unos 16 camiones de 25 toneladas, o unos 50 contenedores de obra diarios. Esta cantidad de residuos de obra no se genera hoy en toda la Comunidad Valenciana. Pero aún así, el coste de abrir diariamente las puertas del centro de recepción de escombros sería de 0,75 €/t.

La única forma de rentabilizar, algo, la recepción de RCD es mediante el reciclaje de productos, generando zahorras de baja calidad, que se suelen usar en arreglos de caminos, o algún tipo de árido reciclado. Pero todo lo que saques al exterior no lo tendrás para rellenar la cantera.

Hay que tener en cuenta el coste de restaurar la cantera. Había avales presentados en la Generalitat para la restauración de 60.000 €, que es la administración que puede ejecutarlos. Pero no se restauró la cantera porque si se ejecutaban esos avales, con ese importe, era imposible restaurarla. Los costes de restaurar una cantera son enormes y la única forma de minimizarlos es mediante la obtención de una RIA para poder rellenar los hoyos generados con la extracción.

La posibilidad de tener suficiente material para rellenar el hoyo de la cantera pasaría por rellenar con tierras inertes procedentes de obras de infraestructura importantes. Pero en esos casos, las empresas constructoras utilizan otros mecanismos para desprenderse de esos materiales. El caso más cercano lo tenemos en las obras de AVE que discurren por nuestra vega, donde podemos hablar de hasta 400.000 m3 de tierras sobrantes. Hay que tener en cuenta el importante volumen excavado para la ejecución de la nueva estación en Orihuela. Las tierras sobrantes las han depositado en zonas de una determinada irregularidad topográfica  mediante la obtención de una RIA (residuos inertes adecuados), para la regularización topográfica de una determinada área rústica a través del ayuntamiento, con la obtención de una licencia municipal, si se trata de menos de 50.000 m3, o con la obtención de una declaración de RIA por parte de la Consellería de Medio Ambiente y la preceptiva licencia municipal, para más de 50.000 m3. Para ello, en el peor de los casos, el coste que ha supuesto para esas empresas el canon de depósito de esos inertes no supera los 0,30 €/t. Por tanto, no se le podría cobrar más de ese importe para que depositen el material en cualquier centro gestor. En estos casos no se ha depositado ni un gramo de tierra inerte en ningún vertedero autorizado del tipo del que se pretende instalar en nuestra cantera.

Arrendar una cantera de este tipo interesa a una empresa que se dedica a la construcción de forma que pueda tener un punto de vertido legalizado para los residuos inertes o RCD de sus obras, y a su vez gestionar los de otras empresas, haciéndose gestor de dichos residuos y obteniendo unos mínimos beneficios por la gestión. No es ningún chollo. La documentación y los controles por los que tienes que pasar hoy en día son muy férreos.

Esto no son las mentiras que te cuentan #QueNoTeEngañen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.