El mas incompetente de todos

En los últimos tiempos estamos asistiendo a la judicialización de la vida política en el municipio de Redován. Entre unos y otros nos culpamos de ser los iniciadores de esta situación.
Puedo asegurar que ningún miembro del Partido Popular (PP) ha iniciado ninguna demanda ante la justicia contra la crítica de la gestión política de nadie. Ha sido el concejal de urbanismo de este ayuntamiento el que ha abierto este apartado, que entendemos no conduce a nada productivo para los ciudadanos de nuestro pueblo.

Así las cosas, el Sr. Pozuelo (concejal de urbanismo en el ayuntamiento de Redován) se ha querellado contra cuatro miembros del PP de Redován por criticar su gestión, entre los que me encuentro yo. Es evidente que, por mucho que nos amenace, no vamos a permanecer callados y no va a coartar nuestra libertad de criticar la gestión que esta llevando a cabo en sus áreas.
Se ha convertido en el concejal de urbanismo más incompetente de todos los tiempos en el ayuntamiento de Redován. Ha sido, con diferencia, el concejal de éste área que más dinero ha tenido a su disposición, en una misma legislatura, para realizar obras en nuestro pueblo. Ha recibido 1.200.000 € del primer Plan E, 1.500.000 € del Plan Confianza de la Generalitat, 750.000 € del segundo Plan E y numerosas subvenciones de la Diputación (ha sido uno de los municipios que más dinero ha recibido de la Diputación de Alicante dirigida por el Partido Popular) para asfaltar caminos, realizar el comedor escolar, para un edificio multiusos en el Barrio San Carlos, etc.

La gestión de cada una de las obras que ha acometido se ha saldado con un lío para nuestro ayuntamiento. Ha gestionado de forma penosa el Polígono Industrial de San Carlos (sino que le pregunten a los propietarios de las parcelas del lado de la sierra), ha gestionado mal la ejecución de la obra de la Guardería Municipal (todavía no es Escuela Infantil), etc.

Y el colofón de sus obras ha sido y está siendo el Colector General de Aguas Pluviales. Esta obra, según sus propias palabras, era uno de sus grandes sueños a realizar.
Empezó gestionando mal la adjudicación, dando la obra a una empresa para que se ejecutara en un periodo de tiempo imposible de cumplir.
Concedió una ampliación de plazo de 3,5 meses más de los 2 meses inicialmente previstos.

Ha consentido que se destroce la Avenida de La Libertad, quedando en un estado deplorable desde el punto de vista de su capacidad para soportar el tráfico sin sufrir asentamientos. Estado que no quedará subsanado con el asfaltado de la Avenida.
Ha permitido que se cambien las mejoras previstas inicialmente en el proyecto, provocando un cambio en la obra tal, que lo que en principio era una propuesta más que razonable e interesante para los ciudadanos del B-4, se ha quedado en agua de borrajas. Sus telecomunicaciones van a quedar sin soterrar.

Además en el tramo final de la obra, y a fecha de hoy, todavía queda más de 15 días para acabarlo. Y todo esto cuando se ha sobrepasado en casi un mes el plazo marcado para la finalización de la obra, después de la ampliación otorgada hasta el 23 de diciembre de 2010. Se van a cumplir 6 meses desde el inicio de la obra, y debía estar acabada en 2 meses.
Todo esto apoya mi opinión de que nunca ningún concejal de urbanismo, en el Ayuntamiento de Redován, dispuso de tanta obra para gestionar ni fue tan incompetente para llevarlas a cabo.

Esto ocurre cuando se gobierna pensando sólo en sacar la barriga y en ponerse medallas y no hacer caso de nadie.

Redován, a 15 de enero de 2011

Antonio Rocamora Mas
Concejal del Partido Popular del Ayuntamiento de Redován